Hogar / Noticias fothermo / fothermo gana el premio PV Magazine
fothermo gewinnt den PV Magazine Award

fothermo gana el premio PV Magazine

Fothermo es el ganador del premio PV Magazine Spotlight. Fuimos reconocidos por nuestra solución innovadora para la producción de agua caliente mediante energía fotovoltaica. Se destaca especialmente la eficiencia y el ahorro de costes mediante el uso de productos fothermo.

Fothermo ha desarrollado paquetes de uno a cuatro módulos fotovoltaicos más un suministro de calor de corriente continua que permiten que los pequeños sistemas para apartamentos o casas pequeñas se amorticen más rápidamente. También puede ser interesante para unas vacaciones en camping con caravana. Según el fundador, el sistema lo puede montar usted mismo.

Actualmente, muchas personas se están planteando adquirir una instalación fotovoltaica para reducir sus costes de electricidad a largo plazo. Pero el esfuerzo técnico y burocrático es bastante elevado, los tiempos de espera pueden ser largos y no todo el mundo tiene su propio techo. Entonces, ¿qué haces si quieres una solución rápida y además tener un bajo consumo de energía? "En Alemania, en alrededor del 70 por ciento de los hogares viven una o dos personas", afirma Manuel Masenko, fundador de Fothermo. A menudo sólo consumen entre 1.000 y 2.000 kilovatios hora de electricidad al año. Los ahorros que se obtienen al invertir en una instalación fotovoltaica con almacenamiento incluido normalmente no se amortizan al cabo de 15 años, como explica Masenko.

Por eso, allá por 2020, Fothermo desarrolló una solución a estas necesidades con su caldera fotovoltaica, disponible este año con nuevos productos. Las calderas están disponibles con sistemas fotovoltaicos plug-and-play de hasta cuatro módulos, es decir, hasta 1,6 kilovatios de potencia. Lo más destacado: la energía generada se puede dividir en calor y electricidad mediante un sistema de gestión de energía. Para generar calor, la corriente continua se utiliza directamente para calentar agua. Mediante microinversores se inyecta a la red un exceso de energía solar de hasta 600 vatios, como describe Masenko el principio de la solución Fothermo. Esto significa que puede utilizarse en la red doméstica para su propio suministro. Si desea seguir utilizando una caldera existente, también puede adquirir el paquete con una resistencia fotovoltaica. Masenko llega tan lejos que ve la solución como un cambio de paradigma, una gran solución a pequeña escala.

Fothermo ofrece diferentes tamaños. Comienza con una caldera de agua de diez litros, que está destinada más a aplicaciones al aire libre como caravanas o casas pequeñas. La caldera de 30 litros es suficiente para un hogar unipersonal. Los hogares de dos personas también están bien abastecidos a partir de 80 litros. Las calderas fotovoltaicas de 200 o 300 litros son suficientes para abastecer a hogares de hasta cinco personas.

Masenko calcula que el coste de la solución de caldera de 80 litros de Fothermo con cuatro módulos solares con una potencia total de hasta 1,6 kilovatios, un elemento calefactor, un dispositivo de conmutación y un microinversor asciende a unos 1.600 euros. Si se reequipa una caldera existente con un elemento calefactor y módulos solares, el coste ascendería a poco menos de 1.500 euros.

Período de recuperación de tres a cinco años.

Debido al alto índice de autoconsumo, Masenko estima que el período de recuperación será de entre tres y cinco años. Almacenar energía en forma de calor es de cinco a diez veces más barato que en baterías, afirma. Además, es fácil de montar usted mismo en tan sólo unos minutos. Tampoco hubo gastos de electricista. "Cada uno puede poner en funcionamiento la instalación fotovoltaica por sí mismo, ya que todo el sistema funciona con una tensión muy baja de seguridad", explica Masenko.

Y eso no es todo lo que considera una ventaja de la solución desarrollada internamente. Fothermo tiene una patente para sus calderas, así como para el económico seguidor MPP. “La ventaja de precio se debe al hecho de que podemos utilizar la corriente continua generada directamente. Esto hace que la electrónica de potencia sea más rentable”, afirma el fundador de Fothermo.

La startup se centra en el mercado de módulos solares que se pueden instalar en balcones. Un aspecto importante de su tecnología es que integra la producción de agua caliente. Esto significa que una parte importante de la energía solar se utiliza directamente para calentar agua sin tener que convertirla primero a energía CA. Según Fothermo, este consumo inmediato ayuda a aumentar el autoconsumo y acorta significativamente el periodo de recuperación de la inversión de los módulos solares. Esto es especialmente útil si tienes un calentador de agua instantáneo eléctrico para calentar agua caliente. La caldera fotovoltaica que luego instales también se puede recalentar eléctricamente si no hay suficiente energía solar disponible.

Tanto el precio como la amplia gama de posibilidades de uso, desde caravanas hasta cobertizos de jardín y hogares de varias personas, también convencieron al jurado de pv magazine para otorgarle al concepto un lugar destacado. pv magazine destaca con sus focos productos y conceptos que, según los jurados, merecen una mirada más detallada y que se basan en ideas convincentes.

Fothermo no se limita al mercado de nuevos sistemas. Los dispositivos solares enchufables existentes también se pueden reequipar con una caldera, ya que no existen requisitos especiales para la combinación. Si los hogares ya tienen un acumulador de inercia en el sótano, normalmente podrían equipar su sistema con el elemento calefactor fotovoltaico de Fothermo. "En el almacén intermedio sólo es necesaria una rosca prefabricada de 1,5 grados", explica Masenko.

Reemplazar una caldera tampoco es una tarea compleja. Además, la caldera fotovoltaica se puede conectar, por ejemplo, a un calentador de gas existente mediante un intercambiador de calor integrado, lo que garantiza que el agua se recaliente en caso de que no haya suficiente energía solar.

Fothermo vendió alrededor de 7.000 de sus calderas fotovoltaicas en los primeros años de su existencia. Gracias al dinero fresco de los inversores, las capacidades de producción acaban de ampliarse significativamente para poder satisfacer la creciente demanda. "Este año tenemos previsto vender otras 10.000 calderas", afirma Masenko.

En vista de los acalorados debates actuales sobre las bombas de calor, deja claro: "La caldera fotovoltaica no puede sustituir a la calefacción. Sin embargo, la producción de agua caliente conecta los sectores de la electricidad y la calefacción". Si no brilla el sol pero todavía se necesita agua caliente, la temperatura de la caldera también se puede calentar mediante la red eléctrica o mediante un intercambiador de calor integrado, es decir, un calentador de gasóleo o gas existente o un calentador de agua instantáneo.

Actualmente, Masenko está probando personalmente el funcionamiento de su sistema. En su edificio de apartamentos, en el que viven cinco personas, en el verano de 2022 se estropeó el depósito de agua caliente de 300 litros, que se calentaba mediante una caldera de gas mediante un intercambiador de calor, después de unos 25 años. El sistema fue sustituido casi por completo por una caldera fotovoltaica de 200 litros, afirma Masenko. A la caldera también conectó siete módulos solares con una potencia de 325 vatios, cuatro de los cuales están instalados en un alero del tejado y tres más en el garaje. “Desde finales de marzo obtenemos agua caliente casi exclusivamente de la caldera fotovoltaica. La caldera de gas sólo vuelve a funcionar durante largos períodos de mal tiempo, cuando la temperatura del agua en la caldera desciende por debajo de los 40 grados centígrados”, afirma Masenko. Además, la instalación fotovoltaica está sujeta a la normativa solar enchufable y, por lo tanto, solo fue necesario un pequeño registro con el operador de red.